Saltar al contenido

¿Que son las biomoleculas energeticas atp nadh fadh?

El ATP (adenosín trifosfato), el NADH (nicotinamida adenina dinucleótido reducido) y el FADH2 (flavín adenina dinucleótido reducido) son moléculas energéticas esenciales en el metabolismo celular. Juegan un papel fundamental en la transferencia y almacenamiento de energía en las células. Aquí tienes una breve descripción de cada una de estas biomoléculas:

  1. ATP (Adenosín Trifosfato):
    • El ATP es a menudo llamado «la moneda energética de la célula» porque es la principal fuente de energía utilizada en procesos celulares.
    • Consiste en un nucleósido (adenosina) unido a tres grupos fosfato (trifosfato). La energía se almacena en los enlaces fosfato de alta energía.
    • Cuando se necesita energía, el ATP se hidroliza, liberando un grupo fosfato y liberando la energía almacenada en el proceso. Esta energía se utiliza para llevar a cabo una variedad de actividades celulares, como el trabajo mecánico, la síntesis de biomoléculas y el transporte activo.
  2. NADH (Nicotinamida Adenina Dinucleótido Reducido):
    • El NADH es una coenzima que desempeña un papel crucial en la transferencia de electrones en las reacciones redox del metabolismo celular.
    • Se forma a través de la reducción del NAD+ (Nicotinamida Adenina Dinucleótido) durante la glucólisis, el ciclo de Krebs y la cadena de transporte de electrones en la respiración celular.
    • El NADH transporta electrones y protones a la cadena de transporte de electrones en la mitocondria, donde se utiliza para generar ATP a través de la fosforilación oxidativa.
  3. FADH2 (Flavín Adenina Dinucleótido Reducido):
    • El FADH2 es otra coenzima que participa en las reacciones redox del metabolismo.
    • Se forma a través de la reducción del FAD (Flavín Adenina Dinucleótido) durante el ciclo de Krebs y otras reacciones.
    • Al igual que el NADH, el FADH2 transporta electrones a la cadena de transporte de electrones en la mitocondria, contribuyendo a la generación de ATP durante la fosforilación oxidativa.

Estas biomoléculas son esenciales para la producción de energía en las células y para la regulación de numerosos procesos metabólicos. El ATP, en particular, es el transportador de energía primario en la célula y se utiliza en una amplia variedad de procesos celulares para impulsar las actividades biológicas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)